Si eres un trabajador que experimenta por primera vez trabajar desde casa es muy probable que te encuentres ante nuevos retos y situaciones que no comprendes o no puedes valorar.

En este artículo voy a intentar relatar lo que te vas a encontrar y como reaccionar antes todas y cada una de las adversidades que, seguro, vas a ver. Para empezar te diré que el teletrabajo no es fácil de gestionar y se necesita tiempo y buenas costumbres para salir victorioso.

Llevo más de 20 años haciendo teletrabajo. Te aseguro que NO es fácil. Sigue estos consejos y recomendaciones.

Higiene personal

Uno de los grandes problemas del teletrabajo es caer en el habitual error de permanecer desde primera hora ante el ordenador en pijama o chandal y posiblemente sin lavarte ni la cara. No te preocupes esto es normal. Cuando te levantas y te preparas un café tu mente empieza a pensar en tareas laborales pendientes o importantes, igual que si fuera un día en la oficina. La única diferencia es que tienes el ordenador a unos pasos y puedes tener la tentación de leer el correo y interactuar inmediatamente con dichas tareas. ES UN ERROR. En el momento que te sientas en el ordenador y te pones a trabajar puedes fácilmente caer en una vorágine de mensajes y pasarte toda la mañana hecho un asquete delante del ordenador.

No cambies tus costumbres y haz como si fueras a la oficina. Te duchas, te vistes, te azicalas y te vas a la cocina a tomar un estupendo café viendo o leyendo las noticias del día. No leas correos y menos contestes mensajes si no estás perfecto para pasar revista.

Horarios

Los horarios en el teletrabajo son fundamentales. Intenta marcarte un horario laboral pero no te vuelvas loco por no poder cumplirlo o por tener la sensación que has trabajado mucho menos.

La realidad es que seguro que has trabajado mucho menos. No seas pretencioso con los horarios. Se realista. No podrás estar mucho tiempo delante del ordenador con un nivel de atención del 100%. Es imposible y menos aun sin experiencia y buenas costumbres.

Te recomiendo que empieces con horarios cortos, y asumibles.

Distracciones domésticas

La cantidad de distracciones que vas a recibir en tu casa serán otras diferentes a las que recibirías en una oficina. En una oficina casi todas las distracciones que recibes van a parar a la CAJA de justificables. Incluso las que no los son. Eso no te hace sentir mal y se debe a que todas ellas forman parte de un pack OFICINA. En tu vivienda lo más probable es que las distracciones las guardes en un pack llamado CASA. No lo puedes evitar. No lo intentes. Aprende a convivir con esa sensación.

Jamás te llaman a la oficina para decirte «Tengo caca», «Dónde está el café», «Mira que video he grabado», «Has oido las noticias sobre ..», etc…

Ahora todo esto te pasará. No puedes pretender que tus amigos, pareja padres, hijos o abuelos; que te tienen a unos metros no lo hagan. NO TE DEBES AGOBIAR Y MENOS TE DEBES ENFADAR CON ELLOS.

Tu mente poco a poco empezará a activar un sistema mágico llamado MULTITAREA y que te permite levantarte a ayudar a tu hijita a limpiarse el culito y después seguir en el ordenador con toda la tranquilidad.

Poco a poco todas esas distracciones irán a parar la caja OFICINA. Solo necesitas algo de tiempo.

Un sabio consejo. CUANDO DE VERDAD ALGO ES IMPORTANTE anuncia en tu casa dicha situación y solicita unos MINUTOS DE INTIMIDAD para resolver el asunto. Una vez acabe la situación desconecta unos minutos del trabajo y agradeceles el esfuerzo. VALE LA PENA.

Distracciones digitales

Es muy fácil caer en la tentación de tener en tu ordenador pestañas abiertas con redes sociales o diarios digitales. CIÉRRALAS DE INMEDIATO. Aleja de tu puesto de trabajo en casa todos estos inputs. Las redes sociales y los diarios digitales de inundarán de pequeños mensajes que solo te distraerán y aumentarán tu sensación de NO ME CONCENTRO, NO TRABAJO SUFICIENTE.

Evita también tener tu correo personal abierto en tu puesto de teletrabajo. Durante estos días recibirás aun más mensajes que solo te distraerán.

Te recomiendo que dejes tu teléfono móvil en otra estancia de la casa y que cada cierto tiempo pares a descansar unos minutos. Durante ese tiempo aprovecha para mirar el móvil, contestar whatsapps, mirar noticias, etc…

LAS REDES SOCIALES Y DIARIOS DIGITALES PUEDEN SATURARTE.

Tabaquismo y bebidas alcohólicas

En el caso que seas fumador NI SE TE OCURRA FUMAR EN TU DESPACHO. Seguro que sabes que fumar en casa es malo y más aun si convives con otras personas. Si fumas aprovecha para salir a una terraza o ir a otra estancia. Lo que sea mientras no fumes en tu ordenador. HAZ COMO SI ESTUVIERAS EN UNA OFICINA. De lo contrario y sin darte cuenta aumentarás el consumo de tabaco al doble o triple.

Evita beber ni una cervecita durante tu horario laboral. Seguro que no tendrías una lata de cerveza en la mesa de tu despacho en la oficina. Igual en tu casa. Cuando acabes de currar oficialmente en tu casa. Te aireas y te tomas las cañitas que desees.

¿Cómo demuestro que trabajo a mis jefes?

Además de sentirte bien contigo mismo en tu teletrabajo puede ser que necesites demostrar a tus superiores que estás trabajando y al pie del cañón.

Dependiendo del tipo de trabajo eso puede ser dificil pero todo tiene trucos y soluciones.

  1. No contestes instantáneamente a los mensajes que recibes. Deja pasar unos minutos. Te servirá para no tener estrés a posteriori.
  2. Evita el Whatsapp para el trabajo. Indica a la oficina si es necesario que lo tienes apartado porque recibes demasiados wapps y te distraen.
  3. Apunta en un bloc de notas o excel las tareas que has realizado, por pequeñas o irrelevantes que te parezcan.
  4. Máximo 1 ó 2 veces al día envía el resumen de tareas (muy resumido) a los jefes. Te lo agradecerán. No te extiendas en las tareas. Todo lo que hagas hoy lo querrán igual mañana.
  5. Si una mañana o una tarde no trabajas porque no te concentras u otros motivos avisa a tus superiores e infórmales. Se sincero. Si les has enviado resúmenes diarios lo entenderán sin problemas.

 

Espero que estos consejos te sirvan y te ayuden a conciliar estar en casa encerrado y trabajar sin acabar histérico con toda tu familia.

Durante la redacción de este artículo he recibido 4 interrupciones, he parado a fumar un par de cigarrillos, he mirado un video de mi hija y he atendido telefónicamente a 1 cliente. Y NO PASA NADA!!!!!